Conflicto en las cárceles

Presos de Almafuerte iniciaron una huelga de hambre por el freno de prisiones condicionales

Share

Presos del penal Almafuerte, en Luján, iniciaron este miércoles una huelga de hambre en reclamo el acceso a prisiones condicionales y asistidas, el freno del acceso a beneficios previstos por ley, entre otros puntos. Pidieron una audiencia para los 28 presos en persona sin intermediarios con el juez de ejecución penal Senastián Sarmiento.

“El día 27 de mayo nos declaramos en huelga de hambre pasiva -comenzó la lectura del documento Martín Landi, interno del módulo 5-. En este ala somos gran cantidad de internos que nos encontramos en tiempo y forma y requisitos que la ley exige para acceder a las libertades condicionales y asistidas”.

Otro de los puntos de los presos de Almafuerte señala que “otra gran cantidad de internos pueden aportar fundamentos para reapertura de juicio, revisación de pena y de causa, este es el caso de las perpetuas”.

Sigue el petitorio: “Otra gran cantidad de internos que están pasados para recibir sus beneficios. sin embargo se les ha hecho caso omiso a lo que expresara el presidente y el juez de ejecución penal. Se les iba a otorgar, por la sobrepoblación penal, los beneficios. En este lugar el sistema penitenciario está atrasado con el pedido de beneficios”.

Señalan los internos: “Seguimos expuestos a contraer la pandemia. Necesitamos que se nos excluya de lo que pasa en penales como Varela, Devoto, el de Río Negro, donde ya se encuentran infectados internos por el virus”.

“Como internos siendo marginados y discriminados por la pandemia, solicitamos llegar a un diálogo correcto, respetuoso y fluido para resolver de la mejor manera posible nuestra situación. Queremos hacer hincapié en las mujeres privadas de su libertad, que son madres de bebés con alto riesgo de contagio. Queremos hacer hincapie en la gente de mayor edad. A todas estas personas se les prometió recuperar su libertad si cumplían los requisitos del beneficio”, apuntaron.

La protesta fue grabada en un video de los provistos para suplir las visitas de los familiares, suspendidas por la pandemia. Por lo cual los internos pidieron “no sufrir represalias ni quita de esos teléfonos por parte del Serbicio Penitenciario”.

La Correpi alertó sobre la desatención, el hacinamiento y los conflictos crecientes en las cárceles de Mendoza

Share