Nafta liberada y dolarizada

Se viene otra suba de los combustibles por el aumento del precio del petróleo

Share

Las petroleras argentinas tienen motivos para volver a aumentar los precios de los combustibles. El crudo Brent, usado de referencia para el petróleo argentino, cotiza a 74 dólares el barril, más caro nunca desde noviembre.

La cotización internacional del crudo y la del dólar en el país son las principales variables que determinan los precios internos de los combustibles. El Brent aumentó en torno al 15 por ciento desde mediados de febrero. Las petroleras con negocios en el país estudian volver a aumentar el precio de los combustibles.

La cotización del Brent a 74 dólares supera por 5 dólares a la que tenía el primero de abril, cuando se aplicó el último aumento en los combustibles e la Argentina.

Cotización del Brent en 2019.

En principio, la suba rondaría el 4,5 y el 5,5 por ciento, la misma magnitud de la aplicada a principios de mes. Las petroleras estiman que el impacto debiera ser del 10 por ciento, pero difícilmente el gobierno permita un alza de tal magnitud.

El mercado de los combustibles está desregulado en los papeles desde la gestión ministerial del ex Shell, Juan José Aranguren. No obstante, el gobierno tiene poder para apretar las clavijas sobre el sector. Controla YPF, que tiene mucho más de la mitad del mercado nacional de naftas y gasoil.

El último incremento en los precios fue moderado mediante una operación de YPF. Después de que Shell aumentara 10 por ciento sus productos en los surtidores, la petrolera estatal produjo un incremento del 4,5 por ciento promedio en los suyos. Esto obligó a la angoholandesa a rever sus precios y borrar de un plumazo la mitad del aumento que había dispuesto.

Perdedores y ganadores

Los consumidores nacionales son los principales perjudicados por el alza constante de los precios de los combustibles. A la vez, esta repercute en toda la economía, puesto que el transporte es uno de los factores más importantes en la logística.

Cada vez que aumentan los combustibles, hay una presión al alza para la inflación. En este punto, la interminable cadena de aumentos en los surtidores golpea la necesidad del gobierno de bajar la inflación, al menos hasta que pasen las elecciones.

Al mismo tiempo, el gobierno paladea un dulce sabor detrás del efecto del alza del Brent. La agencia oficial de noticias Télam deslizó la satisfacción que produce en sectores minoritarios de la economía la marcha de los precios internacionales del petróleo.

“Desde una de las petroleras se planteó que la escalada del crudo podría ser una buena noticia en un futuro no muy lejano cuando el país comience la proyectada exportación de petróleo”, citó la agencia noticiosa controlada por el gobierno de Mauricio Macri con mano dura.

El presidente Macri acaba de hacer un anuncio en el marco de su campaña por la reelección respecto a la inminente apertura a gran escala de las exportaciones de petróleo.

Cómo se forma el precio de los combustibles

Los precios de los combustibles responden a una conjugación de variables.

Las principales son la cotización internacional del Brent (en dólares, con lo cual el tipo de cambio es clave en la formación del precio), la cotización de los biocombustibles, que está regulada por el gobierno y tiene menos incidencia que el Brent, y la inflación.

A lo largo de 2018, los surtidores del país presentaron 14 aumentos de precios.

Share