Covid-19 en el encierro

Tras una semana de reclamo, las presas de El Borbollón levantaron la huelga de hambre

Share

Una de las presas de El Borbollón que reclamó por ayuda frente al COVID. Foto: Chimi Ríos / Fotos Grapa

Las presas de El Borbollón levantaron este lunes la huelga de hambre tras reunirse en una mesa de diálogo con el juez de ejecución penal Sebastián Sarmiento y mimebros del Comité para la Prevención de la Tortura en la cual terminaron de cerrar el acuerdo para el ingreso de teléfonos que les permitan compartir videollamadas con sus familias y que la justicia cumpla con los plazos de la pena previstos.

Este martes aún seguían sin luz y agua en gran parte del penal. Las autoridades comunicaron que se debía a las roturas causadas por las protestas del viernes, pero lo cierto es que todas quedaron incomunicadas sin electricidad, y por lo tanto sin agua, ya que ésta ingresa por una bomba.

Las presas mantuvieron una huelga de hambre de una semana en reclamo de poder comuinicarse con sus familias por teléfonos -ya que se suspendieron las visitas por el COVID-19-, y que se reanudaran las evaluaciones y talleres que determinan la evolución en el cumplimiento de la pena, que no es otra cosa que recuperar la libertad según lo previsto por ley.

Frenado este engranaje, se demora durante meses -y debido a los plazos judiciales puede llegar a pasar un año- las salidas condicionales o la puesta en libertad que prevé la ley. El reclamo de las presas tenía que ver con eso. Además, pedían acceder a elementos de higiene, ya que les entregan una vez por mes papel higiénico y una lavandina por celda (que comparten entre tres o cuatro).

Suarez, impasible con el reclamo de las presas

Después de una semana en huelga de hambre y de enviar un pelotón de la cárcel de Boulogne Sur Mer, Suarez se mostró impasible este lunes a los reclamos de las presas de El Borbollón, en Las Heras, y desvió el reclamo básico de tres puntos que llevaban adelante.

“Nosotros no tenemos previsto desde el Gobierno de Mendoza propiciar ningún tipo de salida de las cárceles. Nosotros estamos evitando las visitas a las cárceles. Las cárceles son un lugar que tienen que mantener la cuarentena. Nosotros tenemos 4.853 plazas en Mendoza, de las cuales están ocupadas 4.895. No es el caso de otras provincias donde excede la ocupación con las plazas que hay”.

Luego dijo “aparte queremos también cuidar a toda la ciudadanía. No tenemos porqué estar liberando a gente que ha cometido delitos. Vemos lo que está ocurriendo en otros lugares donde gente vuelve y vuelve a delinquir en forma inmediatamente. Nosotros desde el gobierno no vamos a propiciar salidas y vamos a cuidar a todos aquellos que están en prisión. El gobierno que me precedió hizo una inversión importante en cárceles con lo cual nosotros vamos a tener una postura muy firme en este sentido”.

Cárceles a tope: 300 personas fueron encarceladas en sólo cuatro meses de gobierno de Suarez

Share