Una diputada del PJ dijo que dieron quórum contra los trabajadores del Casino para defender a esos empleados

Share

legislatura

La diputada peronista Silvia Ramos justificó la presencia de ocho legisladores de su bloque que facilitó el quórum a la sesión en la que la Cámara Baja convalidó las modificaciones del gobernador Alfredo ornejo al Convenio Colectivo de Trabajo vigente para los trabajadores del Instituto Provincial de Juegos y Casinos.

Dijo que ella y otros siete diputados del PJ decidieron sesionar para sentar en el libro de actas la postura contraria a la iniciativa y desconoció las versiones sobre un pacto entre Cornejo y los intendentes del PJ como motivo real del cambio de postura en un grupo del bloque del peronismo.

La diputada Ramos responde sin fisuras a los hermanos Omar y Emir Félix, ex y actual intendente de San Rafael, quienes encabezan uno de los sectores que componen el PJ de Mendoza. Los diputados de los intendentes del sector azul también fueron parte del grupo que facilitó la aprobación de la flexibilización de la normativa laboral de los empleados del Casino por fuera de las negociaciones entre patronal y trabajadores, como lo establece la normativa vigente.

Ramos dijo que son “falaces” las acusaciones respecto a un pacto de los intendentes con Cornejo en el fondo del cambio de rumbo del grupo de los ocho diputados peronistas.

Explicó que ese grupo decidió dar quórum porque tarde o temprano el gobierno conseguiría sacar la Ley aprobada y en ese escenario prefirieron sesionar el miércoles para dejar asentada la postura contraria a Cornejo desde las bancas en el recinto de la Cámara Baja.

El peronismo está desmadrado en Mendoza desde la debacle electoral que sufrió en 2015. Antes de cumplir un año fuera del poder provincial y nacional, el mapa del PJ se presenta con un intendente -Sergio Salgado, de Santa Rosa- preso con preventiva en una causa por asociación ilícita en el ejercicio de la Intendencia a la que debió renunciar debido a la imposibilidad de ejercer por estar en la cárcel y los otros cinco jefes comunales peronistas a merced de la lapicera y las necesidades políticas de Cornejo.

Los diputados que responden a los intendentes se cortaron de los que no tienen jefes territoriales con municipales a cargo para facilitarle el quórum a Cornejo en una movida con intencionalidad política contra el gremio de los empleados del Casino y su lucha en todos los ámbitos para impedir la avanzada oficial.

El tratamiento de la norma que cambia las condiciones laborales de los trabajadores del Instituto Provincial de Juegos y Casinos en Diputados se postergó en dos oportunidades por falta de quórum. Esto a pesar de que el radicalismo y sus aliados en Cambia Mendoza tienen quórum propio con 25 de las 48 banas de la Cámara Baja.

No obstante, el massista Guillermo Pereyra, de extracción sindical, se opuso a la iniciativa de Cornejo y lo expresó faltando al conteo de presentes para cumplir con los números mínimos exigidos para sesionar. El quórum equivale a la mitad más uno de los componentes de Diputados, esto es 25, pero si caen tres sesiones consecutivas por no alcanzarse ese número, se habilita la sesión con los diputados que estén presentes.

Ramos dijo que una de las razones para dar quórum el miércoles, en la tercera convocatoria para tratar el proyecto de Cornejo, fue tener la posibilidad de rechazar desde las bancas la intromisión del Ejecutivo en los Convenio Colectivos de Trabajo.

 

Share