Efectos de la propaganda

Aranguren ahora hace encuestas: “El 40% cree que los subsidios no existen más”

Share

Los subsidios siguieron con las tarifas dolarizadas.

Cuatro de cada 10 argentinos creen que Mauricio Macri dejó de subsidiar los servicios públicos. El resto sabe que se siguen destinando fortunas del presupuesto estatal a las prestadoras. El Estado paga el 40 por ciento de la boleta de la luz y el 35 por ciento de la del gas.

Los datos califican la efectividad de la propaganda del gobierno, que resume al establishment liderado por las energéticas, en muchos casos en manos de empresarios muy cercanos a Macri.

El primer ministro de energía del macrismo, Juan José Aranguren, salió a hacer encuestas. Quien fuera presidente de Shell en el país, ahora lidera a los despedidos de la cartera energética en la consultora Energy Consilium.

Aranguren fundó y ejecutó con mano dura la política basada en la dolarización de las tarifas a la par de la eliminación de subsidios. La corrida del dólar empujó al ministro y sus laderos afuera del gobierno. Y puso en crisis a la política energética del macrismo en general.

Los números de Aranguren

El portal especializado en temas energéticos, Econojournal, difundió las resultados de una reciente encuesta del equipo de Aranguren.

 

El 40 por ciento de la población cree que en el país se eliminaron los subsidios a la electricidad y el 44 por ciento opina que tampoco se subsidian las tarifas de gas. El 27 por ciento no tiene idea si se subsidia la luz, lo mismo que el 28 por ciento respecto al gas natural.

El 53 por ciento cree que deben ser más altos en electricidad y el 54 por ciento más altos en gas. El apoyo a los subsidios cae al 39 por ciento si implica aumento de impuestos, dicen los números de Aranguren.

Existe un menor apoyo a los subsidios entre los 30 y 59 años; mientras que a mayores niveles de educación crece el apoyo a la intervención con fondos públicos en las tarifas.

Share