Lof Paicil Antriao

Pidieron enjuiciar a mapuches por tierras que reclaman Ginóbili y el concuñado de Macri

Share

Los Paicil Antriao custoidian parte del bosque que quieren arrasar con un proyecto inmobiliario.

El fiscal de Villa La Angostura Adrián De Lillo pidi´llevar a juicio a los mapuches del Lof Paicil Antriao acusándolos de usurpar terrenos donde un grupo de empresarios intenta llevar adelante un proyecto inmobiliario.

Se trata de 100 hectáreas de bosque nativo que los integrantes del Lof Paicil Antriao resguardan desde hace un año, lo cual es para De Lillo y los empresarios una usurpación. El área, denominada Pichunko, es una zona protegida por la ley de Bosques.

“Llegó un fideicomiso de 22 empresarios en sociedad con el señor Ginóbili queriendo llevar un proyecto de urbanización sobre el bosque nativo. Desde que pusimos en resguardo el bosque, que es parte del territorio ancestral de los Paicil Antriao los empresarios siguen conintención de arrebatarnos el territorio”, describió sobre el conflicto Florentino Nahuel, werken de Paicil Antriao.

Uno de los dueños del fideicomiso loteo Lago Correntoso -con una impresionante vista a la cordillera de los Andes y el lago Nahuel Huapi- es Alberto Artemio Rossi, concuñado del presidente Mauricio Macri (casado con una hermana de Juliana Awada). Alfredo Hilding Reganzani, ex interventor del grupo Greco durante la última dictadura cívico-militar; y Murat Nakat, directivo de Boca Juniors y miembro titular de Evaluadora Latinoamericana S.A., agente de calificación de riesgo, y el basquetbolista Emanuel Ginóbili figuran entre los titulares de dominio del lote, según invoca el portal El Cohete a la Luna. 

El contador Luis Alberto Obezzi realizó la inscripción en el Registro de la Propiedad en Neuquén para el fideicomiso conformado en 2010. Cinco años después inscribió como fiduciarios de 21 fracciones a Jorge Roberto Torres, Pablo Natalio Dabas, Natalia Noemí Ganem, Pablo Damián Elías, Gustavo Javier Coria, Matías Damián López, Carlos Alberto Rossi, Juan José Licata, Pablo Andrés Torres García y Julián Santiago Arostegui. El arquitecto López, célebre por su obra “La Rosadita” de Menem y la pista de Anillaco, su colega Arostegui (en varias firmas vinculas al PRO) y Jorge Torres no constan en la mensura de subdivisión y fraccionamiento del lote que está agregada al expediente municipal de la obra consultado, aunque sí en la documentación de Catastro provincial.

De Lillo hizo la presentación a finales de abril pasado. Sostuvo que las investigaciones aportaron fundamentos para someter a juicio a los imputados. Por eso, pidió la audiencia de control de acusación, que es la etapa que una causa debe superar para llevar a los imputados a juicio, según citó el diario Angostura Digital. 

La Oficina Judicial citó al fiscal, los defensores y los querellantes para el 28 de mayo próximo a la audiencia de control de acusación, indicó ese portal lugareño.

La acusación

En una de las causas contra los Paicil Antriao se les atribuye invadir el predio el 23 de agosto del 2018. En el grupo iba Damián Andrés Olivero, Ángel Saúl Mellado y Andrés Leonardo Hernández, a quienes se les endilga haber amenazado a 8 operarios que trabajaban en el predio ubicado en la calle Traful al 940 de esta localidad.

Los trabajadores habían sido contratados por Fabián Atilio Converti. Los acusados y sus acompañantes les manifestaron a los operarios que debían abandonar la propiedad. Según la acusación fiscal, ejercieron violencia psicológica al infundir mayor temor por el número y la actitud hostil.

Causa Ginóbili

Una segunda acusación involucra a uno de los mapuches, Paredes Malpu, en un hecho ocurrido en una propiedad que reclama como suya Emanuel Ginóbili.

El cuidador del terreno del deportista denunció que integrantes de la comunidad mapuche Paicil Antriaro lo sacaron por la fuerza del lugar. Ginóbili se constituyó en querellante y es patrocinado por un abogado.

De acuerdo a la imputación de la fiscalía, Paredes Malpu formó parte de un grupo de aproximadamente 20 personas que se constituyeron el 13 de junio del año pasado en la puerta de entrada de la vivienda que ocupaba Guillermo Martínez, cuidador del predio ubicado en la calle Traful 1147 de Villa la Angostura.

Según la fiscalía, los mapuches ejercieron violencia psicológica al infundir mayor temor a Martínez por la cantidad y la actitud de personas.

Share