La calle como campo de batalla

“Las mineras se tropezaron con el fenómeno de la llamita del piloto del calefón”

Share

Asamblea por el Agua, vecinos y organizaciones sociales y políticas celebraron en la calle el aniversario de la restitución de la Ley 7722. Foto: Correpi

“Se han tropezado las mineras con el fenómeno de la llamita del piloto del calefón, parece que esta parado, pero la llamita está prendida y cuando la provocan el calefón se prende con plena llama”. De esa manera sintetizó Marcelo Giraud, geógrafo y miembro de la Asamblea Popular por el Agua, la permanencia de los vecinos y asambleístas en la calle.

Esa llama siempre alerta fue la que sorprendió también a Rodolfo Suarez en diciembre de 2019, cuando pensó que el respaldo en las urnas era equivalente a una venia para avanzar con la derogación de la Ley 7722, que impide el uso de cianuro y otros tóxicos en la minería,

Este miércoles las asambleas por el agua de toda la provincia, junto a vecinos, organizaciones sociales, políticas y sindicatos, volvieron a las calles para celebrar el aniversario de la Marcha del Agua, la histórica caravana que partió del Valle de Uco hacia la capital mendocina para gritar en el balcón mismo de los burócratas que “el agua de Mendoza no se negocia”. 

En diálogo con EXPLICITO, Marcelo Giraud y Eugenia Segura, de la Asamblea por el Agua de Uspallata, sintetizaron el porqué de la permanencia de las asambleas en las calles.

Retórica prominera permanente

“Suarez ha querido bajar el perfil de eso y dejar que otros operadores de su partido y de la casta política asuman ese rol. Por ejemplo y sobre todo el intendente Ojeda de Malargüe, también Orozco con el tema de ordenamiento territorial. Suarez sigue insistiendo en que es la oportunidad que los mendocinos dejamos pasar y que era una oportunidad en temas económicos y de empleo, todo lo cual es rebatible con números”, comenzó Giraud.

“Este aniversario es de festejo. Hace un año fue una de las mayores muestras de autentico poder democrático lo que se logró, pero también es de lucha. En Chubut van por la misma vía. El triunfo mendocino logró frenar la arremetida contra la ley de ellos el año pasado, y ahora están atacando nuestra ley también con una zonificación, con Malargüe como punta de lanza para ir por otros departamentos”, agregó Giraud.

“Van a querer seguir instalando y machacando, poniendo en plata en los medios para hacer creer que era un acto desmesurado defender la 7722. El gobierno se confía, pero nosotros vamos a seguir en pie de lucha con las asambleas y otras organizaciones”, agregó.

Sobre el pueblo chubutense y el mendocino, emparentados en la resistencia a la megaminería, postuló: “Tenemos claro que mientras los yacimientos de metales estén en la cordillera la ambición de los captales mineros y sus operadores locales va a seguir estando. es una lucha que está destinada a no terminarse por completo nunca”.

Consejo Económico, Ambiental y Social: otra forma de lobby

“Quieren dibujarle a la sociedad algo que no es representativo de la sociedad mendocina. De 72 miembros que tiene el consejo por la parte ambiental hay sólo tres que nominalmente representan lo ambiental. De entrada se puso una barrera a las Asambleas poniendo como barrera que hay que tener personería jurídica, algo que las asambleas nunca hemos querido tener”, sostuvo Giraud.

“Pusieron a funcionar este Consejo Económico Ambiental y Social cuando hay otros consejos creaos por ley que no están funcionando, como el Consejo Provincial de Ambiente que existe desde hace 27 años y que sin embargo han convocado apenas una reunión en 2016 y después nunca más. No hay voluntad de abrir el juego a una discusión en serio”, remarcó.

Sobre los miembros académicos, subrayó Giraud: “Por las universidades hay un representante de la UTN que es el vicedecano, que es miembro de la petrolera El Trébol, que ha hecho el fracking”.

“Es urgente proteger la cuenca del río Mendoza”

Eugenia Segura, de la Asamblea de Uspallata, abogó en la marcha por la protección completa de la cuenca del río Mendoza.

“Pedimos una continuidad con las otras áreas protegidas desde donde nacen los ríos en los glaciares hasta el dique Potrerillos. Hay un acuífero enorme debajo de nuestros pies en Uspallata y Potrerillos. Además hay que poner en valor todo nuestro patrimonio natural y cultural. El futuro viene por el lado de la agroecología”, subrayó Segura.

 

Para dar pelea al lobby de San Jorge, relanzan el proyecto del área natural Uspallata-Polvaredas

 

Share