Con inflación anual de 36%

Suarez impuso por decreto 10% de aumento a los trabajadores de la salud precarizados

Share

Rodolfo Suarez en un acto oficial. Foto: Gobierno de Mendoza

Rodolfo Suarez impuso por decreto un aumento de 10% para los trabajadores de la salud precarizados que le facturan como monotributistas al Estado por sus servicios en hospitales y centros de salud de Mendoza.

La suba decretada para estos trabajadores es la mitad de la que Suarez les impuso al resto de los estatales después de un año sin ningún tipo de recomposición salarial, con una inflación anual de 36% y tarifazos en servicios e impuestos que van de 30% a más de 100%.

Después de un año de reclamar en los hospitales y centros de salud, y de sostener ese reclamo en las calles, desde marzo de este año cobrarán esa suba desde marzo.

En el bolsillo de los trabajadores representa un aumento de entre 1.500 y 2.000 pesos. “Una miseria para quienes venimos cuidando la salud de la población de Mendoza”, señalaron los trabajadores nucleados en la Asamblea de Trabajadores del Hospital Central.

Los autoconvocados llamaron a realizar una asamblea interhospitalaria el 15 de febrero contra lo resuelto por “un gobierno totalmente autoritario que dispone ajustes en los servicios esenciales, en salud y educación. Mientras a nosotros nos siguen ajustando el bolsillo, nuestros gobernantes disponen de aumentos con sumas exorbitantes con toda la impunidad que los caracteriza”.

A su turno, AMPROS convocó a un paro de 72 horas entre el 17 y 19 de febrero “ante el incumplimiento del gobierno de aumento salarial y el cronograma de regularización”. Precisaron que la huelga será sin asistencia a los lugares de trabajo para los profesionales de planta, prestadores, contratos “y cualquier otra modalidad precarizante”.

Constantes aumentos

A principios de año, el gobernador dio curso a los pedidos de subas que hicieron los empresarios nucleados en AUTAM, llevando el boleto de micro de 18 a 25 pesos como piso.

Además Suarez firmó el decreto de aumento que pidió EDEMSA para la tarifa eléctrica un 30% y la de agua otro 30%.

También llegaron aumentos de hasta 100% en el Automotor, aunque luego el gobierno dijo que daría marcha atrás.

A esto se suma la inflación constante en alimentos, que en enero fue de 3,8% en Mendoza, y anualizada fue de 42%.

La inflación en alimentos fue de 3,8% en enero en Mendoza y acumuló 42,1% anual

Share