Aumento de contagios en Mendoza

El SUTE pide volver a la virtualidad: “Sostener la presencialidad en este contexto es criminal”

Share
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Thomas en el inicio de las clases presenciales en Mendoza. Foto: Gobierno de Mendoza

En el marco del aumento sostenido de contagios de COVID-19 en Mendoza, el gremio de trabajadores de la educación le pidió al gobierno “la suspensión de las clases presenciales de forma transitoria y la puesta en marcha de medidas que permitan, de forma remota, garantizar el derecho a la educación”.

En marzo los contagios se duplicaron en Mendoza, y las camas de terapia intensiva están con ocupación de 100%en el Gran Mendoza, según datos de la Sociedad argentina de Terapia Intensiva. A nivel nacional la situación es similar, con récord de contagios.

Sin embargo, tanto la Nación como la Provincia insisten en mantener la presencialidad en las escuelas.

Para el SUTE, “sostener la presencialidad sin más en este contexto, se torna criminal”.

El SUTE va al paro por las condiciones de las escuelas: “Suarez y Thomas se van a tener que hacer cargo de los contagios”

El  gremio, que viene alertando desde el verano en las dificultades edilicias de las escuelas de Mendoza para cumplir el protocolo tendiente a evitar la propagación de la enfermedad, señaló: “Incluso, con dolor y bronca, hemos lamentado la muerte de una docente de la UNCuyo, Lilian Montes. Queda en evidencia que la segunda ola ya está aquí y esto exige urgentes medidas de parte del Estado nacional y provincial para salvaguardar de las vidas de la población y evitar el colapso del sistema de salud”.

La DGE sabía

Apoco del inicio de las clases, el propio titular de la Dirección de Escuelas, José Thomas, admitió que el estado edilicio de las escuelas de Mendoza no era indicado para contener los contagios. 

En ese momento, el funcionario dijo que los reclamos por las condiciones de las escuelas son “excusas” de “un sector minoritario. “Hay escuelas que se inundan como hay casas que se inundan”, zanjó.

El SUTE recordó que a comienzos de febrero de este año difundió un informe de riesgo epidemiológico elaborado por especialistas “que daba cuenta de que los niveles de transmisión eran altos en el Gran Mendoza y en el Valle de Uco”.

“De acuerdo a los criterios que del Consejo Federal de Educación, las clases no debían comenzar en esas zonas. Pero los gobiernos ignoraron hasta sus propios protocolos. En cuanto al respeto de protocolos y de las adecuadas condiciones edilicias para aplicarlos, también se ha denunciado sistemáticamente desde el sindicato el sinfín de problemas en las escuelas. En muchas, las clases ni siquiera han comenzado a tiempo porque son inhabitables”, agregó el gremio.

Share