Segunda ola

Las camas de terapia intensiva para pacientes con COVID-19 están al 100% en el Gran Mendoza

Share
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

La terapia intensiva del Hospital Saporiti, en Rivadavia, fue ampliada en el 2020. Hoy el Este es zona crítica de contagios. Foto: Gobierno de Mendoza

La ocupación de camas de terapia intensiva para COVID-19 están al 100% en el Gran Mendoza, aseguró Gonzalo Álvarez Parma, delegado de Cuyo de la Sociedad argentina de Terapia Intensiva, sobre la situación en los hospitales de Mendoza en el inicio de la segunda ola.

“El panorama es complicando partiendo de la base de que la ocupación de camas para pacientes críticos de COVID es plena. Las camas de terapia intensiva para pacientes no COVID tienen cierta disponibilidad“, detalló.

En los últimos días los contagios en Mendoza subieron exponencialmente. En marzo se duplicaron y seis departamentos, incluida la Capital, fueron señalados por el Ministerio de Salud de la Nación como de “alto riesgo epidemiológico” por la suba de casos.

Entrevistado por radio Nacional Mendoza agregó que “ningún paciente se ha quedado sin atención, pero hay algunos que son atendidos en otras camas críticas hasta que son atendidos en las unidades COVID”.

Este miércoles en Mendoza se registraron 1020 casos positivos de COVID y cuatro decesos, según datos oficiales. El gobierno viene registrando también un aumento de ocupación en las terapias intensivas, aunque menor al que reveló González Parma.

Ante el inicio de la segunda ola de casos, el Ejecutivo provincial se plegó a la estrategia nacional de vacunar primero a quienes tienen una chance mayor de terminar en una terapia intensiva: los mayores de 60 y de 70. La idea, como resumió Carla Vizzotti el lunes, es evitar los contagios en la franja de población más joven y acelerar la colocación de vacunas en los mayores.

Mendoza se pliega a la estrategia nacional de vacunar primero a los que tienen más riesgo de ir a terapia por COVID-19

Suarez refuerza la propaganda punitiva

Después de decretar toque de queda nocturno en Mendoza, Rodolfo Suarez salió a promocionar detenciones y procesamientos de quienes no las cumplen.

Así, mientras busca posicionarse en Buenos Aires como opositor a restricciones, en Mendoza sacó a la policía a la calle para penalizar a los que circulan por fuera de los horarios que impuso vía decreto.

“En el primer día desde que rigen las nuevas restricciones, la Policía junto al Ministerio Público Fiscal detuvieron a más de 20 personas por violar las medidas establecidas por el Gobierno provincial para paliar la segunda ola de COVID-19”, reza la propaganda oficial difundida profusamente en los medios masivos.

Suarez reforzó la propaganda punitiva para quienes violen el toque de queda que decretó para Mendoza

 

 

Share