Denuncia de AMPROS

En plena pandemia despidieron a la única médica inmunóloga del Hospital Perrupato

Share

En plena pandemia de coronavirus, la única médica inmunóloga del Hospital Perrupato fue despedida este jueves sin causa por el director de ese nosocomio, Omar Dengra.

Lo denunció el sindicato de profesionales, AMProS, quien pidió la reincorporación inmediata de la trabajadora “teniendo en cuenta la situación de emergencia sanitaria que está viviendo la sociedad mendocina”

Valeria Pezutti, indicó el gremio, “se encontraba bajo la figura precarizante de Prestadora de Servicio”, y el propio gobernador Rodolfo Suarez afirmó que las prestaciones se iban a renovar automáticamente.

“Sin ningún conocimiento médico, y mucho menos de la delicada situación que se está viviendo, el director del Hospital Perrupato decidió no renovar el vínculo de la profesional con el nosocomio más importante de la zona Este de Mendoza”, remarcó el sindicato.

María Isabel Del Pópolo, secretaria general de AMProS aseguró: “Nunca hubiéramos esperado una decisión tan desacertada como la que tomó Dengra. Necesitamos la mayor cantidad de profesionales trabajando teniendo en cuenta que los próximos días son cruciales para enfrentar al COVID-19 de la mejor manera. Estamos hablando que la doctora es la única profesional inmunóloga del hospital más importante de la zona Este. Teniendo en cuenta la especialidad de la doctora no se entiende como puede haber sido despedida sin una fundamentación”.

En la misma notificación en la que el director del Hospital Perrupato le informa a la profesional la no renovación de la relación prestacional, la doctora Pezutti escribió de puño y letra: “Me notifico en disconformidad dada la situación de emergencia sanitaria y queriendo brindar mi profesionalismo”.

Mendoza afronta la Pandemia con 900 profesionales precarizados

Tanto AMProS como SITEA, el otro gremio que agrupa trabajadores de la salud, vienen adviertiendo sobre las condiciones de precariedad preexistente en los hospitales de Mendoza, insuficiente en insumos y recursos humanos para frontar lo que se viene.

AMPROS viene solicitando desde que asumió Suarez, la regularización de los 900 profesionales de la salud que trabajan bajo las modalidades precarizantes de Prestadores y Contratados, quienes no cuentan con obra social, ART y aportes jubilatorios, entre otros. Con la llegada del COVID-19, son esos mismos trabajadores quienes están en la trinchera de trabajo de los principales efectores de salud de la provincia, desprotegidos totalmente por el Gobierno de Mendoza.

Médicos advierten sobre la “falta de insumos para evitar la propagación del virus”

Trabajadores en grupos de riesgo

En tanto, SITEA remarcó que en los hospitales y centros de salud trabajan personas dentro del grupo de riesgo carentes de insumos ni protocolos específicos por el coronavirus.

Se trata de trabajadores de la salud con enfermedades preexistentes -cardíacas, hepáticas, del espectro de la diabetes, entre otras- atienden todavía en los hospitales y centros de salud de Mendoza sin que se haya previsto un sistema de reemplazo. Estas enfermedades están entre las patologías que la Organización Mundial de la Salud encuadra dentro del grupo de riesgo en el caso de contraer  el virus.

Así lo denunció el Sindicato de Trabajadores Estatales Autoconvocados (SITEA), que emplazó a Rodolfo Suarez a realizar un chequeo de todos los trabajadores de la salud siguiendo los protocolos de la OMS, establecer un sistema de licencias para quienes tengan enfermedades preexistentes. También para quienes tengan niños pequeños a su cargo o en su defecto se prevea el pago de niñeras.

Sin insumos ni protocolos, trabajadores de la salud en riesgo por enfermedades previas aún atienden en los hospitales

Share