Realidad vs. Marketing

Los productos básicos subirán hasta 62% tras el acuerdo de Macri con formadores de precios

Share

Un pacto d caballeros para aumentar los precios, ponerles la etiqueta “precios esenciales” y encarar una campaña de marketing. En eso se resume, según lo evidencias las propias góndolas, el programa que el macrismo y los formadores de precios pusieron en marcha este lunes y que, según reveló la consultora Focus Market, ejecutó aumentos de hasta 62% en productos básicos como leche, yogur, aceite y yerba.

El informe de la consultora fue publicado por diario BAE. Puntualiza el caso del yogur bebible descremado Alalay, donde el precio actual es de $38,9 y pasará a costar $63 en Precios Esenciales, es decir que en los próximos días aumentará un 62,2%.

“Otro caso donde se notará claramente un incremento es en la yerba mate Chamigo, ya que el Precio Esencial será de $102 contra los $77 actuales, lo cual representa un alza del 33,5%”, agrega el reporte.

El azúcar Dominó (por kilo) tendrá un costo de $34,3 cuando este lunes se conseguía a $30,90 (subirá 10,8%); y la polenta Mágica Quaker (500 gramos) pasará a costar de $28,7 a $32 (una remarcación del 11%).

Las Marías, Arcor, Molinos, AGD, Ledesma y Cía.: oligopolios que manejan el precio de la comida

Antes del anuncio  del programa, los supermercados recibieron de los formadores de precios listas actualizadas de valores.

A saber: Molinos Río de la Plata ejecutó aumentos del 9% en sus yerbas Nobleza Gaucha y Cruz Malta; y del 5% en el aceite Cocinero. La Paulina, en tanto, confirmó una suba de los lácteos de entre el 5% y 6%, en tanto que la sal Dos Anclas subirá hasta un 16% y el arroz Carogran, que envasa para las marcas propias de supermercados, aumentó 12%.

Y tras el anuncio, hasta el lunes próximo, los precios subirán hasta llegar a los valores de la lista de “Precios Esenciales”.

“El gobierno hace esto de manera marketinera -señaló Osvaldo Bassano, titular de la Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores, entrevistado en AM750-, no le importa el resultado, porque le tiene mucho miedo a esa posición ideológica de intervenir al mercado donde el consumidor tiene posibilidad de manejar el mercado. El consumidor es una persona que realiza consumos para su existencia, eso el Estado lo desoye totalmente”.

“Hay harinas, cervezas y vino, algunas leches y yogures, no hay carnes, frutas y verduras”

 

Share