Bajo la línea de pobreza

Conflicto en los hospitales: precarizados protestaron en el Notti por sus salarios

Share
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Prestadores y contratados de Salud que le facturan al Gobierno de Mendoza como monotributistas protestaron este lunes en el Hospital Notti por sus salarios congelados y por una resolución que dio marcha atrás con un pequeño aumento que les permitía un respiro después de pasar todo el año de la pandemia sin recomposición salarial.

Según denunciaron, las autoridades del Notti les hicieron firmar un contrato con una recomposición que llevaba de los 24 mil a 30 mil los sueldos, y luego se dio marcha atrás.

Los precarizados de la salud -son cerca de 3 mil trabajadores en esa situación- cumplieron en estas semanas un año de reclamos, que comenzaron en los pasillos y explanadas de los hospitales y luego tomaron las calles una y otra vez en Mendoza sin lograr escucha de Rodolfo Suarez.

El gobierno, en cambio, prometió pases a planta a cuentagotas, y a fines del año pasado sólo se habían concretado algunas decenas de ellos, mientras que los trabajadores veían licuarse sus salarios entre la inflación y lo que debían pagar por el monotributo, tras lo cual les quedaban 21 mil pesos en el bolsillo. 

Informe Explícito: trabajadores de la salud llevan un año en la calle por salarios que superen la línea de pobreza

Quienes protestaron este lunes denunciaron que “en el hospital Notti te hacen firmar contrato por un año con aumento y resulta que ahora por una resolución fantasma el aumento no se otorga. Y para colmo se vuelven a atrasar con los sueldos de las prestaciones. Primero te dicen que vas a cobrar 30 mil pesos y a los días largan una resolución que desestima ese monto. Y pone en vigencia el sueldo anterior de 24 mil pesos, descontando monotributo, obra social y jubilación a lo que queda en mano 20 mil pesos”, como detalló una de las afectadas.

En los pasillos del hospital materno infantil hicieron sentir su impotencia ante la desprotección a la que son sometidos, y elevaron una nota al director ejecutivo, Jorge Pérez.

Allí consignaron que las autoridades los citaron el 2 de enero para renovar contratos para las prestaciones, y se les informó que sus haberes pasaban de 24.496 pesos a 30.000mensuales. Sin embargo, agregaron, el 18 de este mes se los volvió a convocar y se les informó que por una resolución (la 42 del 2021), se dejaba sin efecto tal aumento.

“Ante semejante acto de menoscabo profesional, falta de respecto y daño a nuestra integridad psíquica, entendiendo que desde el 2019 venimos cobrando sueldos en la línea de indigencia -remarcaron- es que decidimos realizar este reclamo”.

Recordaron en la misiva que la canasta básica para Mendoza, que marca la línea de pobreza, quedó cerca de los 50 mil pesos para una familia tipo. Es decir que dos salarios de estos trabajadores no alcanzan para superar ese umbral.

Esta es la nota presentada en el Notti:

 

 

Share