Datos oficiales

En el último año en Argentina se perdió un trabajo registrado cada dos minutos

Share

Una de las postales del inicio de año en Mendoza: tres cuadras de postulantes para cubrir 10 puestos en Churrico.

En menos de lo que te tardás en leer esta nota, una persona perdió su trabajo en blanco en Argentina. Según un informe de la Universidad de Avellaneda, en los últimos 12 meses en el país se perdió un empleo registrado cada dos minutos.

El estudio realizado sobre los datos oficiales del Sistema Integrado Previsional Argentino, indicó que entre marzo de 2018 y marzo de este año, se dieron de baja 268.000 puestos de trabajo de la economía formal. Implica unos 22.360 por mes, 735 por día o 30 por hora.

En el Gran Mendoza, la pérdida de trabajos registrados fue de las tres más altas del país, junto con Gran Paraná y Gran Mar del Plata, pero viene en decadencia a ritmo constante.

El Gran Mendoza es uno de los tres aglomerados donde más cayó el empleo privado en abril

El reporte aseveró que las reducciones más significativas se encuentran en el sector industrial (-67.000), comercio (-45.000), transporte y comunicaciones (-18.000) y actividades inmobiliarias y empresarias (-14.000). Al analizar la evolución del empleo por provincia, se detectaron caídas en 21 de las 24 jurisdicciones, a excepción de Neuquén, Catamarca y Santa Cruz.

Para el Observatorio de Políticas Públicas de la UndAv, la problemática del empleo se debe al cambio radical en la matriz macroeconómica desde iniciado a fines de 2015.

“De un modelo que priorizaba el consumo interno como tractor del crecimiento económico, apuntalando los ingresos reales de las clases media y baja, se buscó mutar a un perfil productivo traccionado por las exportaciones”, remarcó.

Pero con un contexto internacional desfavorable, donde los países defienden su producción, se priorizó la especialización en productos primarios y la Argentina empeoró en términos laborales. “(Este modelo) resta grados de libertad en términos de la independencia económica por todos aquellos productos industriales que no producimos y cercena la posibilidad de extender los frutos de un eventual crecimiento a los sectores más postergados, a partir de los subproductos indeseables de la existencia de un ?ejército de reserva? que presione salarios reales a la baja”, destacó la Universidad.

Según el INDEC, en el primer trimestre de 2019 la desocupación alcanzó los dos dígitos y trepó al 10,1% por primera vez desde 2006, lo que revela un crecimiento de 4,2% en relación a 2015 y 1% en relación al mismo periodo de 2018.

En Mendoza el desempleo trepó a 8,4% en 2019: hay 40 mil personas sin empleo sólo contabilizando Gran Mendoza. Al desagregar el dato, se registra el triple de mujeres desempleadas mayores de 30 años que en 2018.

En el sector privado se registró una baja del 2,5% en el “empleo de calidad”; de 2,8% entre los independientes autónomos, y del 5,5% entre monotributistas. “Solo repuntan las y los trabajadores de casas particulares, con una suba de 2,4%, en el marco del proceso de regularización iniciado en 2013”, destacó el análisis académico.

El trabajo registrado cayó en todos los rubros menos uno: los empleos en casas particulares

Share