Abusos policiales en cuarentena

“Escapa de nuestras manos”, respondió la ministra de Seguridad sobre la mendocina muerta en San Luis

Share

Sabina Frederic, ministra. Foto: Ministerio de Seguridad de la Nación.

“No tenemos competencia sobre las fuerzas provinciales que tienen autonomía y son comandadas por los gobernadores. Lo que pasó en Chubut, San Luis, y Tucumán, escapa a nuestras manos, pero elevé notas a las provincias manifestando nuestra gran preocupación por las irregularidades y lo sucedido invitando a tener un control riguroso de su personal”. De esta manera respondió la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, sobre hechos de claro abuso policial entre los que se encuentra la muerte de la mendocina Florencia Magali Morales.

Florencia fue detenida -en teoría por violar la cuarentena- y luego fue encontrada ahorcada en la celda de la Comisaría 25 de Santa Rosa de Conlara, San Luis.

Salió de su casa a las 9 de la mañana del domingo 5 de abril. Pocas horas después estaba muerta en el calabozo de la comisaría del pueblo. Sobre su muerte, el juez Jorge Pinto investigó desde el principio un suicidio, pero ahora la causa lleva la carátula “averiguación muerte”. La insistencia de la familia y de sus abogados sobre las irregularidades en la investigación fueron clave en este cambio.

La historia de la mendocina detenida, en teoría, por violar la cuarentena y hallada muerta en un calabozo

Sobre su detención hay dos versiones dadas por la propia policía de ese destacamento: primero dijeron que había sido detenida porque circulaba a contramano en su bicicleta violando el artículo 205 sobre el aislamiento. Por su DNI no podía salir ese día de su casa según la reglamentación del gobierno de Alberto Rodríguez Saá. Después señalaron los uniformados que ella sola fue a la comisaría porque allí había un policía conocido, y que se presentó a pedirle una tarjeta de débito para que pudiera retirar dinero del banco.

Días atrás, diputados de la oposición pidieron que Frederic sea interpelada en el Congreso por ésta y otras muertes en el marco de la vigilancia de la cuarentena.

Consultada por el diario Perfil respecto de los abusos policiales reiterados en las provincias, de la cual Mendoza tiene varios ejemplos para exhibir, señaló: “Debemos evitar que esta situación de emergencia se convierta en una situación de excepcionalidad en el ejercicio de estado de derecho”.

Agregó que “en el caso de las fuerzas federales de las que sí somos responsables tomamos medidas ni bien hubo situaciones de violencia institucional al principio del aislamiento. No podemos demorarnos en apartar al personal, iniciar sumarios y en algunos casos avanzar con denuncias judiciales. Pero también hay que hacer un acompañamiento permanente de las fuerzas. Unos están de acuerdo y otros creen que es otra la manera de conducirlas”.

Abusos policiales en la aplicación del 205

Desde la aplicación del 205 en Mendoza, se multiplicaron los casos de abuso de la Policía de Mendoza contra sectores de la población especialmente vulnerables.

Entre los casos que se conocieron públicamente está el de un joven verdulero que tiene toda su familia a su cargo, incluída su madre -despedida del Casino recientemente-, que fue detenido por la policía cuando hacía el reparto de verdura, frutas y pan a sus clientes habituales en Godoy Cruz.

Otro caso ocurrió en la Sexta Sección, con un operativo que desplegó siete móviles policiales para detener a un menor que barría veredas a cambio de comida. La policía se llevó también a una vecina que salió a defenderlo y filmó cuando un agente le pegaba a otra mujer. Fueron llevados al barrio Cano, les iniciaron una causa, y a ella le devolvieron el celular sin los videos.

Share